Candidatos “Chafas”, Mesiánicos, Psicópatas y Bandidos… Bohemios: ¿Bebedores Sociales o “Teporochos Hipócritas”?… Por: Federico Lagarda Ibarra.

Candidatos “Chafas”, Mesiánicos, Psicópatas y Bandidos

Bohemios: ¿Bebedores Sociales o “Teporochos Hipócritas”?

El SOL…                                     

Por: Federico Lagarda Ibarra

Ricardo Anaya

El Objetivo Regional.- Luego de realizar un somero (superficial) análisis sobre los candidatos tranzas, mesiánicos, psicópatas, populistas y bandidos que “andan” en busca del voto popular por toda la geografía azteca, varios lectores de “El Objetivo Regional” volvieron a cuestionar a este mugroso reportero: “amigo Federico, de acuerdo a lo observado hasta este momento: bastante porquería e insignificancia de “casi” todos los candidatos, ¿no crees qué metiendo a la licuadora a todos ellos, saldría de esa mezcla un aborto o engendro político, pero nunca un representante popular?”… Lo que nos lleva a repreguntarnos: ¿Puede declararse desierta (no válida), como muchos piensan, la próxima elección por el “desmadre” observado y por lo “chafa” de los aspirantes y convocarse a nuevos comicios?… Contestando de nueva cuenta que, definitivamente la “situación planteada” no se puede aplicar (desafortunadamente) porque no está contemplada en la ley (vigente) electoral… Además que, de darse ese “supuesto”, acabaría con nuestra democracia de “oropel”, porque alcanzaría a todos (salvo honrosas excepciones), incluyendo a los aspirantes a la presidencia de la república, llámense: “Pepito” Meade, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya o Margarita Zavala, pues ninguno de ellos ha logrado convencernos con tanto “mierdero” que se han arrojado uno contra otro, al grado que, como bien lo advirtió (antes de su fallecimiento) el laureado escritor, Carlos Fuentes, en el sentido de que la situación política del país seguirá agudizándose día tras día porque “los problemas son muy grandes” y los candidatos (para reemplazar al nefasto de Enrique Peña Nieto) son “muy pequeños”…

A propósito de candidatos marrulleros, mentirosos, autoritarios y sociópatas, a la fecha no hemos escuchado a ninguno (de ellos) comprometerse en quitar o cuando menos reducir sustancialmente los perversos y extemporáneos “huesos” de representación proporcional o plurinominales, ni tampoco pronunciarse sobre el abusivo y artero financiamiento a los partidos políticos, ni como acabar con los “chapulines” que brincan de un cargo a otro sin terminar o cumplir cabalmente con el mandato para el cual fueron electos, entre otros temas torales que ni por equivocación (o asomo) mencionan…

El periodista, Federico Lagarda Ibarra, reporteando sobre el alcoholismo…

Por otra parte… “Tratando” de escribir lo menos posible sobre temas políticos, en consideración a la “perrada” que ya está “hasta la madre” (harta y traumada) con las próximas elecciones que, por cierto, ya tenemos en puerta, es válido comentar acerca de los “bebedores sociales” o alcohólicos tapados, quienes por tener algún “dinerito” o título universitario se autodenominan “bohemios” a pesar de que en la realidad sólo sean unos “méndigos borrachos”, son pues: “teporochos hipócritas”, aunque ellos mismos no lo reconozcan o aseguren lo contrario… Por ejemplo, tenemos el caso de algunos profesores o directores de reconocidas escuelas que por la madrugada “deambulan” por los antros “empinando el codo” (pisteando) y durante el día imparten cátedra y pláticas en contra de las adicciones… Incongruente, ¿verdad?… En el entendido que este remedo de periodista, también visita ocasionalmente el oscuro y a la vez excitante mundo del alcoholismo, echándome de vez en cuando algunas cervezas para “entonarme” y ponerme en paz con mi “espíritu”… Ah, pero eso sí, he aprovechado esos sublimes momentos de reflexión y embriaguez para trabajar en algunos reportajes (los cuales ya publiqué en este mismo espacio) sobre: el alcoholismo y sus nefastas consecuencias, prostitución infantil, personas vulnerables, homosexualismo, sexoservidoras, madres solteras, entre otros interesantes “temas”, a los que de otra manera nunca les hubiera podido captar su esencia, igualmente (sin bebida de por medio), tampoco habría conversado ni interactuado (en corto) con los protagonistas de mis escritos… No obstante, estoy consciente de que en varias ocasiones el “consumo” de “tecates light” me ha acarreado uno que otro problemita, es decir, no todo es “miel sobre hojuelas” en este tenebroso ambiente, sino todo lo opuesto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *